Descubre las diferencias entre la dermatitis seborreica y atópica

La dermatitis atópica y seborreica son dos afecciones cutáneas inflamatorias crónicas que, a menudo, se tienden a confundir. A primera vista, ambas condiciones pueden parecer similares debido a su sintomatología, pero en realidad, son dos afecciones completamente distintas.

¿Quieres conocer las diferencias entre ellas? En este blog te ayudamos a comprenderlas mejor y a saber cómo abordarlas de manera efectiva, así que, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica es una afección inflamatoria común que afecta principalmente a áreas del cuerpo con una mayor actividad de glándulas sebáceas, como el cuero cabelludo, la cara (particularmente alrededor de la nariz y las cejas), el pecho y la espalda. 

No se conoce con exactitud la causa de esta afección, pero está relacionada con una sobreproducción de sebo y alteración de la composición de este, una proliferación excesiva del hongo Malassezia furfur y un aumento de la respuesta inflamatoria.

Afecta más a los hombres que a las mujeres, y presenta dos formas clínicas: la del lactante o también llamada costra láctea, y la del adulto, que es crónica.

Síntomas principales

La descamación es uno de los síntomas más característicos de la dermatitis seborreica. Esto puede llevar a la formación de escamas blancas o amarillentas bien delimitadas, con sensación untuosa. En el cuero cabelludo, puede manifestarse como caspa persistente.

La piel afectada suele ir acompañada de picazón o sensación de ardor, además de sentirse irritada, sensible o inflamada.

¿Cuál es su tratamiento?

Es importante destacar que la dermatitis seborreica es un proceso crónico, que puede cursar con brotes, y el tratamiento va dirigido a controlar los síntomas y reducir la inflamación, no a curar la enfermedad. 

El tratamiento suele incluir el uso de champús, lociones o cremas antifúngicas en períodos de brote, con activos como ketoconazol, sulfuro de selenio o el zinc, que ayudan a controlar la proliferación del hongo, y a aliviar la picazón y la descamación. En casos más graves, pueden recetarse medicamentos orales o tratamientos con luz.

También es importante cuidar adecuadamente la piel y el cuero cabelludo en tu día a día para controlar los síntomas. Se pueden incluir champús suaves y no irritantes, como nuestro champú de guisante apto para cuero cabelludo sensible que además reequilibra la microbiota capilar, reduce el picor y favorece la renovación dérmica. 

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una afección inflamatoria crónica común de la piel caracterizada por la aparición de brotes recurrentes de piel seca y con picazón intenso.

Se considera una enfermedad multifactorial que resulta de la combinación de factores genéticos y desencadenantes ambientales, como el clima seco, el estrés, los alérgenos y los irritantes.

Esta afección se puede manifestar de diferente manera según se presente la patología. En la fase del lactante, suele aparecer en la cara y áreas específicas del cuerpo; en la fase infantil, se extiende a pliegues y extremidades; y en la fase adulta, puede variar en su ubicación y presentación.

¿Cuál es su sintomatología?

La sintomatología característica de la dermatitis atópica incluye sequedad en la piel, picazón intensa, inflamación y enrojecimiento en la piel.

La picazón intensa es uno de los síntomas más notables y persistentes. Puede llevar al rascado constante, lo que aumenta el riesgo de infecciones secundarias y complicaciones. 

¿Cómo podemos tratarla?

El tratamiento de la dermatitis atópica se enfoca en aliviar los síntomas, haciendo hincapié en controlar el picor, reducir la inflamación y mantener la piel hidratada para reforzar su función barrera. También es importante controlar los factores desencadenantes que puedan empeorar los brotes.

Es recomendable el uso de geles de baño con agentes limpiadores suaves, syndet y libres de perfume para limpiar la piel de forma respetuosa y delicada, sin alterar la barrera cutánea. 

También es fundamental el uso de cremas emolientes para mantener la piel en buenas condiciones y ayudar a distanciar los brotes. Se deben aplicar 2 veces al día, siendo una de ellas después del baño cuando la piel todavía está húmeda. 

Por otro lado, en casos más persistentes se recurre al uso de medicamentos tópicos con corticoides o, en situaciones más graves, a medicamentos orales o inyectables, para aliviar la inflamación y picazón, siempre bajo control de un dermatólogo o médico especializado. 

¿Qué otras diferencias existen entre ambas?

La dermatitis seborreica del lactante se diferencia de la dermatitis atópica por su inicio más temprano (comienza en los 3 primeros meses de vida), un patrón de distribución diferente y la ausencia de prurito, irritabilidad e insomnio.

Os dejamos una tabla resumen de las principales diferencias entre ambas afecciones y un vídeo explicativo de nuestra farmacéutica Verónica.

diferencias-dermatitis

Desde Green Cornerss esperamos haberos podido ayudar a diferenciar ambas afecciones y, ¡os animamos a que nos dejéis en comentarios cualquier duda que tengáis! 

 

Verónica Pastor Aracil

Graduada en Farmacia.
Nº colegiado: 10159..
Departamento I+D+i Green Cornerss Care.

Verónica Pastor es graduada en Farmacia por la Universidad Miguel
Hernández de Elche y está especializada en Cosmética y Dermofarmacia
por un máster en CESIF. Tiene experiencia como farmacéutica adjunta en
diversas farmacias.

Experiencia profesional

  • Farmacéutica en Farmacia Rafaela Vidal (Junio 2022 – Septiembre 2022). Atención al cliente y realización de asesoría de dermocosmética. Gestión de redes sociales (Instagram).
  • Farmacéutica adjunta en Farmacia Francisca Miralles (Junio 2023 – Septiembre 2023)
  • Prácticas en Hospital Universitario de Elda en la especialidad de Farmacia Hospitalaria (2022).

Formación

  • Máster en Cosmética y Dermofarmacia, CESIF (2022-2023).
  • Grado en Farmacia, Universidad Miguel Hernández de Elche (2017-
    2022).

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados